La Hora de la Digestión
La Hora de la Digestión
www.lahoradeladigestion.com
www.lahoradeladigestion.com

Favismo

Ictericia y cansancio de forma brusca. Es el décit de Glucosa 6 Fosfato Deshidrogenasa.

 

 

Estos días vengo pensando en que no debo olvidarme de sembrar las habas. En Granada y Jaén se siembran a primero de Noviembre, en la señalada fecha de “Santos y Difuntos”, pero aquí en la Costa, el clima más suave permite adelantar su siembra un mes, y cada año lo hacemos a inicios de Octubre de forma que recolectaremos incluso antes de la llegada de la primavera. 

 

Allá por final de febrero o inicio de Marzo comenzamos a recoger las habitas “baby” y saco del armario de la cocina un artilugio peculiar que compré en Jaén precisamente llamado “Robito Vaina” y que os recomiendo tener en casa para pelarlas de forma rápida y sencilla.

 

Este asunto de las habas me ha hecho recordar el “favismo”, un trastorno hematológico que por provocar ictericia, suele ser motivo de consulta al digestólogo.

 

Si quereis saber como funciona el cuerpo humano, es necesario entender la palabra “Metabolismo”, de la misma forma que para comprender el funcionamiento de un ordenador debéis saber en que consiste un “Sistema Operativo”. 

 

El conjunto de  reacciones químicas que ocurren en el cuerpo, ya sea dentro ó fuera de las células componen nuestro metabolismo. Si nuestro cuerpo fuese un ordenador, cada reacción química sería un programita informático y el conjunto de programas componen el sistema operativo, o sea, el metabolismo que hace funcionar la máquina. 

 

Hay programas para cálculos matemáticos, para enviar mensajes, mejorar las fotografias ó controlar la batería restante. Y hay reacciones químicas para ajustar la temperatura del cuerpo, trasmitir mensajes de una neurona a otra, reparar heridas y liberar glucosa a la sangre cuando estamos “bajos de batería”.


Cada animal, como las computadoras dispone de su propio sistema operativo, que le permiten hacer unas cosas y no poder con otras. Ejemplo: el sistema operativo del ser humano y del perro dálmata no tienen la función de disolver el ácido úrico y por ello tenemos que eliminarlo tal cual con la orina, con el riesgo de que se produzcan piedras en el riñón, tan típicas de unos y otros.  Fijaos, los romanos ya venían a la laguna de “Fuentedepiedra” a por agua para disolver los cálculos, y aún seguimos igual.

 

Tampoco disponemos de el programa que permite disolver la celulosa y por tanto no podemos alimentarnos con alpacas de paja. Muchas de vosotras me habréis oido decir “su marido no es una Zebra”, cuando intentaba explicaros que deberíais echar el freno a tanta verdura y fruta para cenar y poner de vez en cuando un entrecot como Dios manda.

Estos programas informaticos a los que venimos llamando reacciones metabólicas, están almacenados en el disco duro de las células, es decir, los genes. Ocurre en ocasiones que el pen drive viene defectuoso de fábrica o se produce algún error al cargar la información durante la concepción. “! En que estaríais pensando cuando me hicísteis !” dicen algunos hijos a sus progenitores. Y todo esto lleva a que algunas personas padezcan enfermedades llamadas congénitas. 

 

Al faltar el gen, no se fabrica la proteina que controla una reacción química concreta (proteina  llamada enzima) , y esta reacción no se produce en cantidad ó calidad adecuada.  Entre estas deficiencias, están algunas formas de  intolerancia a la lactosa, la incapacidad para metabolizar el alcohol que tienen algunas personas, las enfermedades por acúmulo de hierro (hemocromatosis) ó cobre (Wilson), y el trastorno enzimático más frecuente en el mundo, la falta de “glucosa 6 fosfato deshidrogenasa” en los glóbulos rojos, vulgarmente llamado “favismo”.

 

Todos sabeis, porque lo habeis estudiado o visto en dibujos animados (Erasé una vez el hombre), que la hemoglobina de los glóbulos rojos trasporta el oxígeno.  Y el oxígeno poco a poco la iría oxidando como oxida el aire marino las rejas de las ventanas que dan al levante, de no ser por una sustancia llamada G6FD (es un nombre complicado: glucosa 6 fosfato deshidrogenasa, en adelante la llamaremos “sustancia”). 

 

Esta sustancia evita que la hemoglobina se oxide. En las personas que tienen ese defecto, la proteina encargada de trasportar el hierro se oxida con facilidad y se estropea prematuramente provocando anemia. Lo curioso es que al tomar fármacos o alimentos muy oxidantes como la aspirina ó las habas, se puede desencadenar una anemia brusca por rotura de los glóbulos rojos en este tipo de personas y al romperse tantos hematies de golpe inundan inmediatamente la sangre de bilirrubina que nos tiñe la piel y conjuntivas de amarillo, como si fuesemos de la mismisima familia Simpson.

 

Es por ello típico que lleguen a urgencias en los primeros meses del año pacientes con ictericia brusca creyendo que han contraido una hepatitis aguda. En estas personas ictéricas (no histéricas) y fatigadas por la  anemia, hemos de pensar en un déficit de la sustancia antioxidante, enfermedad conocida como “défuicit de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa, también llamada “favismo”. 

 

El digestólogo nada más verlos amarillos con pasaporte occidental le preguntará por el color de la orina, y si esta es normal, se escamará y le soltará algo que podría parecer extraño “¿ha comido usted habas?”. “En fín, es lo que tiene esto de la Medicina”.

 

Dr. Carlos de Sola Earle. 
Instituto de Enfermedades Digestivas de Marbella.
www.lahoradeladigestion.com 

 

URGENCIAS APARATO DIGESTIVO

www.humanline.es

951055950    636123350

 

ATENCION AL PACIENTE:

eva.mena@digestmarb.com

687747007