La Hora de la Digestión
La Hora de la Digestión
www.lahoradeladigestion.com
www.lahoradeladigestion.com

Higos Chumbos

El Rey de la Fibra Soluble. De haber nacido en Nueva Zelanda, le llamarían Kiwi y la gente se tomaría uno cada mañana. 

 

 

España es un país de polos, en ocasiones distantes y otras veces enfrentados. Hay tantas cosas que nos unen, como costumbres, comidas o alimentos que nos hacen diferentes. El higo chumbo es uno de ellos, que por la naturaleza semiarida del territorio donde crece la chumbera, en nuestro país se limita a zonas càlidas del sur, vertiente mediterrànea, islas y territorios españoles del norte de Africa.

 

Podemos decir entonces que hay en esto de comer chumbos, como en fútbol o en política, dos Españas: la que se come los chumbos, y la que no quiere saber nada de ellos y los deja para que los demàs se los traguen. Bien, pues vosotros los del norte os lo perdeis.

 

El higo chumbo es un fruto muy a la moda de lo que el consumidor exige hoy dia, y es de extrañar por ello, que no sea facil encontrarlo en supermercados. Aunque no estoy dando ideas, que hay muchas familias modestas que sacan algún dinerillo vendiéndolos. El chumbo aporta pocas calorías (41 Kcal por cada 100 gramos), tiene fibra saludable y antioxidantes naturales, es un alimento refrescante que viene muy bien para tomar en los dias calurosos del verano peninsular en los que hartos de beber de todo para combatir la deshidratación, llega un momento en que no sabemos por aqui abajo, ni que tomar.

 

Y si no, que se lo cuenten a la gente de Màlaga en los días de "terrar", lo bien que sienta comerse un chumbo por la calle Larios, ó por la calle Real de La Linea en días de poniente seco. La gente normal piensa en chumbos y se le viene a la mente fibra y atasco, y yo cuando pienso en ellos, pienso en mi infancia, recuerdo los helados italianos de "fichi de la india" que descubrí en Italia, veo el fruto preferido de mi abuelo Jaime Earle y los sorbetes que suelo hacer cada verano. Me gustan tanto que sembré unos esquejes en el jardín y ahora cada Agosto disfruto de unos chumbos exquisitos, no de los blancos, mas dulces y finos, sino rojos pero aun así muy buenos.

 

Por cierto, el chumbo se esta convirtiendo en un artículo de lujo y escaso. En los ultimos dos años estas plantas aufren una plaga de cochinillas blancas que estan acabando con ellas. Nosotros utilizamos los lavados con agua a presión para evitar usar pesticidas, y curarlas de una amenaza que nos ha llegado sin saber bien de donde  pero echar como ocurrio antes aquí con el picudo de las palmeras. En este caso parece que al no haber negocio, nadie se interesa.

 

Se trata como decía, de un fruto rico en vitamina C y muy hidratante. Nutricionalmente tiene un contenido equilibrado en azúcares y de fácil digestión. Cobran un papel importante en la dieta para la Diabetes ya que diversos estudios de la literatura científica han evidenciado que provocan un ligero efecto hipoglucemiante ayudando a regular el azúcar en sangre en personas con diabetes tipo II.

 

La fibra proporcionada por este fruto genera un efecto saciante además de ayudar a a regular el tránsito intestinal, combatir el estreñimiento y el colesterol. Es cierto que hay quien tiene atascos cuando los come en exceso y los mezcla con uva u otros alimentos generadores de residuos. 

 

Por su bajo aporte en grasas es adecuado en dietas para el hígado, durante planes de adelgazamiento y ademàs poseen en su composición flavonoides que colaboran en mantener el buen estado de la arterias y el corazón. Flavonoides como los del té que toman sus graciosa majestades, que como decía un amigo " estas mujeres inglesas duran màs que un martillo metido en manteca".

 

En fin, el chumbo es un alimento especial, recomendable para tomar a duos o trios como máximo, sin abusar y con un previo cursillo de como cogerlos, limpiarlos de pinchos y pelarlos. Gana mucho en la nevera y yo los recomiendo en sorbetes. Es una lastima que no se le saque mas partido a este fruto.

 

Se necesita de una mente talentosa como la de aquel caballero al que se le ocurrió meter anchoas dentro de las aceitunas, que ademàs de unir Sur y Norte en un mismo bocado, dió en el clavo del sabor para conseguir un producto sin igual. Uno de estos genios que salen he "higos" a peras, como el que inventó el rebujito ó el ciripolen.

 

Yo no le llego al tobillo a Don Cirilo, que por cierto anda aún en su restaurante de Las Urdes.  Por el momento me acabo de hacer una sangría de chumbos con el excedente de producción de mi jardín y tengo que decir que si bien me ha costado encontrar el colador adecuado, de sabor esta muy bien. A ver si cunde el ejemplo y lo pone de moda algún cocinero con pendiente y le haceis mas caso que a mi.

 

Dr. Carlos de Sola Earle

WWW.lahradeladigestion.com